domingo, 30 de noviembre de 2008

MARLEY.......SIN BOB, BOB......SIN MARLEY

Las nubes que cubren la chopera, se volvieron de color oscuro, de sombras negras de guadañas frias, para separar de un duro golpe, helado el binomio de Bob-marley, solo quedó marley, le llegó su día..... despues de luchar contra una insignificante mordedura de un diminuto mosquito maligno, le intentamos curar pese a todas las adversidades, el seguía cumpliendo su encargo, ladridos comprobaciones de seguridad por doquier, pero ese mosquito le iba destrozando por dentro y desgastando por fuera, es como si a una mesa le cortas una pata..... se ha quedado la chopera extraña, vacía, fria....... con una soledad que duele a los habitantes y a los de fuera de ella, las lagrimas me nublan la visión pero la vida continua, Marley tambien le ha echado de menos, los primeros días buscaba su aliento, aullaba..... creo que era para que bob le escuchase en el mas allá, es increible como se puede odiar y querer a un perro tanto, odiar por sus tocaduras de bolas en verano, de ladridos sin fin, de tener que estar siempre corrigiendole...... y ahora me gustaría oirle, darle alguna que otra voz...... pero todo acaba y ha sido el punto final a 6 años del "triki", de destrozos por doquier, de sus marcas por todos los rincones clorofilicos con cierto olor amoniacal, pero bob, triki, orejas...... que sepas que te hemos querido y aun te lloramos aqui y en las antípodas, pero seguro que vas a estar mejor en vuestro cielo canino, seguro que ya te has hecho notar, como no, eres único, un trasto de revolución incontenible, te queremos y como no te echamos de menos, desde ultramar....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todavia recuerdo el último día, no se me va de la cabeza, es cierto que ahora queda un silencio frio en la chopera pero creo que sus habitantes siempre lo recordarán; fueron muchas las atenciones que necesitó desde su primer dia entre nosotros, a pesar también de los molestos momentos que nos regaló cuando se hacia notar con sus ladridos sin control, pero fué un perro fiel a los suyos, jamás tuvo un mal gesto y como compensación tuvo la mejor la vida que pudimos y supimos darle. Por eso Bob aunque tu ya no estes, siempre te recordaremos.

cuentosbrujos dijo...

joder¡¡ mira que me he acordado veces de mis paseospor los almendors, mil veces me acordado del encantador de perros y la madre que le pario, a ese le habia visto yo domando a bob
cachis¡¡¡

Aun me acuerdo tengo fotos y algun video del mozo